Cómo usar los aceites macerados de plantas

Ya tengo mi aceite macerado de plantas, ¿Y ahora que hago con él? ¿Cómo lo uso? Hoy voy a solucionar algunas dudas que pueden surgirte sobre el uso de los aceites macerados de plantas. 

La verdad es que se puede usar para muchos fines y de maneras muy diversas, empecemos:

  • Para masajes, es el uso más común y el más conocido. Calienta una pequeña cantidad de aceite con tus manos y masajea la zona a tratar hasta que la piel lo absorba completamente. El aceite de hiedra, por ejemplo, sirve para prevenir y tratar varices, celulitis y estrías. Además del beneficio que te aporta la planta que está macerada en el aceite, el masaje calma la mente, reduce el estrés y mejora el aspecto de la piel.

img_0602-copia

  • Puedes mezclarlo con tu champú, echar unas pocas gotas de aceite en tu champú habitual lo convertirá en tratamiento contra piojos, anticaída, fortalecedor, anticaspa…
  • Cómo mascarilla capilar. Masajea el cuero cabelludo con el aceite y déjalo actuar 15 minutos antes de lavarlo. Realizarlo 1 ó 2 veces a la semana.
  • Para diluir en el agua de baño. Diluye 2 ó 3 cucharadas soperas de aceite de lavanda en el agua cuando te vayas a dar un baño relajante o de eucalipto para aliviar un resfriado.

img_0552-copia

  • Como suero facial. El aceite, al contrario de lo que se cree, no engrasa la piel sino que regula la grasa de esta y la hidrata. Si además este aceite es macerado, es un excelente sustituto de cualquier crema facial especifica si elegimos la planta adecuada: Rosa mosqueta para pieles maduras, diente de león para las manchas, eucalipto y ortiga para acné y para piel grasa…
  • Como contorno de ojos. Aplica unas gotas de aceite macerado con el dedo anular en el contorno de ojos cada noche. El aceite de rosa mosqueta es famoso por su poder regenerante y antiarrugas.

img_0594-copia

  • Como aceite para cocinar y aliñar. El aceite de romero, albahaca, laurel, tomillo… darán un sabor peculiar a tus platos.
  • Como ambientador o en aromaterapia colocando el aceite que elijas en el quemador o en difusor. El aceite de lavanda te ayudara a relajarte y a dormir mientras que el de eucalipto despejará tu mente en días abrumadores.
  • Para prevenir los parásitos en los perros (imagino que en también en los gatos) extendiendo un poco de aceite de menta o eucalipto en tus manos y masajeando el cuello y el lomo de tu  mascota 2 o 3 veces por semana en época de pulgas.

img_0608-copia

  • Pomada o ungüento en heridas o cicatrices. El aceite de hiedra, hipérico o caléndula por ejemplo son especiales para este fin.

tres-hojas

¿Me he dejado algo? ¿Conoces algún uso más? ¡Estaría encantada de descubrir nuevas maneras de utilizar estos aceites polifacéticos!

 

2 comentarios sobre “Cómo usar los aceites macerados de plantas

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s